Caballos Pinto

Joven caballo Pinto sobre la nieve

Alzada:

La alzada de estos caballos es muy variable, aunque su altura común de la cruz varía entre los 152 cm hasta unos 160 cm mas o menos.

Capas:

Las capas de estos caballos también son muy variadas pero un rasgo común son sus manchas siempre presentes. Dentro del pelaje del caballo pinto cabe destacar el tobiano y también el pelaje overo.

Los caballos Pinto son muy conocidos por los Indios pues realmente fueron los "Pieles Rojas" los que comenzaron a criarlos mientras buscaban conseguir criar una nueva raza de caballos mezclando razas salvajes de caballos americanos con los tradicionales caballos españoles. Desde principios del siglo XX se crían de forma controlada por criadores expertos siendo el aspecto que se busca una especie de mix entre los pura sangres ingleses y los caballos árabes.

 

Características los caballos Pinto

Los caballos Pinto son una raza que incluso hoy día continúa conformándose y que no está reconocida en el mundo como tal, aunque sí se han obtenido grandes ejemplares. Estos caballos en la actualidad, si se tiene en cuenta el estándar de la raza (aunque no esté constituida como tal) gracias a la cría de diferentes expertos, son morfológicamente, pero también en carácter, realmente muy parecidos a los famosos y muy valorados caballos árabes. La altura hasta la cruz de los caballos Pinto es variable según de dónde provengan y de muchos otros puntos aunque normalmente su altura suele oscilar entre los 152 centímetros los más pequeños y los 160 los más grandes. Su peso medio suele ser aproximadamente de algo menos de 500, más o menos sobre los 495 kilogramos. 

La capa principal de los caballos Pinto no tiene un color concreto, pero en lo que sí que coinciden es en que se trata de caballos que presentan una especie de manchas en su pelaje, sus diferentes colores se presentan en forma de grandes manchas. De entre los colores que más se presentan en este tipo de caballos destacan el negro, el blanco el castaño, el gris y el tono moro. Además, cabría destacar sobre todo el pelaje conocido como overo y también el denominado tobiano. En cuanto a su cabeza, ésta es de tamaño pequeño y suele estar aplanada mientras que su cuello es largo y elegante y sus hombros son realmente fuertes y muy robustos.

Raza de caballos Pinto

Su hocico es pequeño y suele presentar unos grandes ollares y sus ojos son realmente expresivos, amables, brillantes y como especial característica, siempre suelen ser claros. Las patas delanteras y traseras de estos caballos suelen ser cortas, pero todas ellas son realmente fuertes. Por otro lado, en cuanto al carácter o temperamento de los caballos Pinto cabe reseñar que se trata de una raza de caballos realmente sensibles y muy entusiastas. Los caballos Pinto son unos animales inteligentes y muy amables que aprenderán con mucha facilidad por lo que pueden ser una buena raza para utilizarla en distintas laborales o para enseñarlos a montar, aunque siempre hay que tener precaución puesto que los caballos inteligentes también suelen aprender malos hábitos de forma rápida.

Historia de la raza de caballos Pinto

El caballo Pinto es realmente una raza que aún no se ha terminado de consolidar, puesto que aún se continúan realizando diferentes crías de este tipo de raza. Sus orígenes se remontan a las tribus indias de América del Norte, puesto que fueron los indios Pieles Rojas los que, buscando caballos salvajes para juntarlos con caballos españoles y conseguir así criar una nueva raza. A la raza que surgió de esta mezcla se la denominó Calico o Pinto y se trataba de una raza con un aspecto realmente único que la hacía muy diferente del resto de razas de caballos existentes en todo el planeta. Su origen se relaciona con los indígenas de esta región del continente, los pieles rojas, quienes empezaron con su cría al cruzar caballos españoles con caballos de tipo salvaje.

Es en el año 1930 cuando se empieza a criar caballos Pinto de forma controlada, por criadores expertos, intentando buscar un aspecto que fuese bastante homogéneo para lo que se eligió la mezcla entre los caballos árabes y los purasangres ingleses. Es por ello que se trata de una raza que hace muy poco tiempo que ha tenido éxito y que continúa escribiendo su historia a día de hoy. Esta raza se reconoció como tal en 1963 en América del Norte y aunque aún no se encuentra reconocida en todo el mundo sí se han conseguido cruces realmente buenos y la raza se ha hecho muy conocida y admirada. 

Caballo Pinto

Al principio el caballo era de un color totalmente irregular, presentando líneas, manchas, rayas etc. y consiguiendo con esto defenderse de todos los depredadores que pudiera tener, puesto que quedaba camuflado, pero en la actualidad este tipo de caballos tiene dos tipos de pelaje diferentes que son el Overo y el Tobiano. Los overos son aquellos que presentan normalmente algunas manchas blancas en la barriga y en la cabeza, presentándose éstas algo enmarcadas por las zonas de pelos más oscuras mientras que los tobianos son al revés, normalmente es la barriga lo más oscuro y la espalda y la cola suelen presentar el pelo más claro.

En la actualidad, los caballos Calico o Pinto se utilizan para diferentes tipos de fines muy variados. Desde para monta, como monta inglesa, hasta diferentes tipos de concursos como los de doma de caballos, pasando por la monta vaquera y por diferentes exhibiciones en las que sus dueños los muestran orgullosos a lo largo y ancho de todo Estados Unidos. Además, también son caballos muy apreciados en los ranchos para ayudar con las diferentes tareas existentes y por supuesto son utilizados también para carreras.

Compártelo en tu red social: